La serie que estoy esperando

Soy un gran seguidor de series, casi más que de películas. Me gusta la narrativa que han ido tomando en los últimos años. Joyas como Six Feet Under, The Wire, The Affair o la primera temporada de True Detective, me han mantenido pegado cada semana  a los capítulos. Otras, como Daredevil, que salen de un paraguazo todos los capítulos me las veo en sesiones maratónicas. Lo mismo algunas que agarro después de sus estrenos como Ray Donovan que disfrute un fin de semana. Pero lo normal es seguirlas cada semana atento a las novedades. A pesar de que sigo varias series con particular entusiasmo, hay algunas que espero con mayor interés. A pesar de que soy gran seguidor de Games of Thrones desde su estreno este año creo que la serie que más espero es Penny Dreadful. El 1 de mayo se estrena la tercera temporada y ya no doy más, quiero que llegue ahora, me importa más que el estreno de Batman vs Superman o Captain America Civil War; es que Esta serie ambientada en el la Inglaterra victoriana es la mezcla perfeta entre horror, fantasía, misterio, policial y aventura, todo mezclado con personajes literarios reconocidos por todos. Sus protagonistas han ido creciendo desde el primer capítulo. Timothy Dalton dando en la tecla como el patriarca de todo, Josh Hartnett como el perfecto personaje del nuevo mundo, Reeve Carney como el andrógino Dorian Grey, Rory Kinnear como el Prometeo moderno, Harry Treadaway como el Dr. Frankeinsten entre otros grandes actores. Pero quizás la que se roba la película de alguna manera es la inmensa Eva Green, quizás la actriz con mayor magnetismo de la pantalla de nuestros días. Sólo por verla en escena, ataviada con esos magníficos trajes victorianos diseñados perfectamente por Gabriella Pescucci, vale la pena sentarse y ver esta magnífica serie. En el personaje de Vannesa Ives, una atormentada mujer que vive en un eterno conflicto con el pasado y con fuerzas sobrenaturales, que con cada inicio de temporada nos sorprenden con nuevos caminos, Eva Green nos enamora más y más.

Si no has visto ninguna de las dos primeras temporadas, no queda más que recomendar que las veas antes del 1 de mayo para estar preparados para este gran estreno televisivo. Los dejo con el trailer de la tercera temporada.

pennysmall

Jean Seberg y otros crímenes que recordamos

1-wHz32cyzEFp9ygRXgICDQw

La novela negra o el cine Noir a veces no alcanzan a relatar con la suficiente eficacia ese mundo oscuro donde acontecen hechos sangrientos e inexplicables. Artistas que mueren en circunstancias extrañas, asesinados, perdidos, tirados en la calle o en una línea abandonada de algún tren como Neal Cassidy, el célebre amigo de Jack Kerouak y protagonista de su libro más famoso, On the Road. Extraños personajes que murieron para engrandecer su leyenda como Sal Mineo quien fue asesinado por un extraño o Sharon Tate asesinada junto a otros amigos por Charles Manson y sus seguidores. Quizás la más famosa, muerta por sobredosis de barbitúricos — aunque algunos dicen que fue asesinada por agentes del gobierno — sea Marilyn Monroe, icono sexual de mediados del siglo pasado. Suicidios concertados o involuntarios que de manera morbosa concentran nuestra atención. Como el de Jean Seberg, la hermosa protagonista de la película de 1957 Juana de Arco de Otto Preminger, director con quien volvió a trabajar posteriormente. Nacida en Marshalltown, en el estado de Iowa comenzó su carrera a los 19 años. Poseedora de una belleza angelical tuvo una vida confusa y errática. Se casó cuatro veces divorciándose de sus tres primeros esposos. Simpatizante de la izquierda estadounidense y del movimiento de los Black Panters, esta inclinación le significó el repudio de una buena parte de Hollywood, lo que la llevó a ser investigada y posteriormente difamada por el FBI. Harta de Los Angeles y su miseria se mudó a Europa donde trabajó con los mejores directores de su época. Tuvo un embarazo que se interrumpió prematuramente y posteriormente una hija que murió a los dos días de nacer. Al parecer nunca se recuperó de este golpe cayendo en una depresión que supo ocultar de sus amigos e incluso de su último esposo el escritor francés Romain Gary de quien estuvo separada los últimos meses de su vida. Ya casi al final de su carrera cinematográfica viajó a España donde filmó una pésima película seudoerótica llamada La corrupción de Chris Miller. Es en esta ocasión donde conoció al malogrado director español Ricardo Franco con quien inició un tormentoso romance que posteriormente Franco llevó al cine, de manera no literal, en la película de 1998 Lágrimas Negras. Jean Seberg alcanzó a dirigir en 1974 una película aún inédita llamada Ballad for the Billy Kid. Apenas hay detalles de esa película. Al final de sus días y ya sumida en el alcohol y el consumo de drogas fue encontrada tras varios días desaparecida en un auto con su cadáver medio descompuesto en una calle de París. El 8 de septiembre de 1979 Jean dejaba este mundo en una ola de misterio. Algunos apuntaron a que había sido asesinada, otros que fue suicidio. Lo cierto es que dejó una nota a su único hijo Alexandre Diego que decía “Perdóname, ya no puedo vivir más así”. Fue enterrada en el cementerio de Montparnasse en París. Tan sólo un año después su marido Romain Gary se quitó la vida con un disparo en la cabeza. En su casa se encontró una habitación empapelada con fotos de su difunta esposa. Algunos años después el guardaespaldas de Jean escribió un libro donde relata que ella fue asesinada por una red argelina de tráfico de drogas. Como muchas otras veces nunca se sabrá realmente la verdad. Ahora Jean descansa en Montparnasse mientras sólo podemos ver sus películas, imágenes y entrevistas que quedaron de ella.

Otros suicidas famosos del cine fueron Margaux Hemingway, George Sanders, Hervé Villecjaize (el célebre tatoo de la serie Fantasy Island), Romy Schneider (otra hermosa actriz que despuntó en los cincuenta), Max Linder quien se suicidó junto a su esposa de una sobredosis de morfina y a quien Chaplin admiraba profundamente y lo reconocía como el gran maestro. Quizás una de las más particulares por lo simbólico de su suicidio fue Peg Entwistle quien a los 24 años, un 18 de septiembre de 1932, se tiró al vacío desde la letra H del letrero de Hollywood desde una altura de 15 metros. Días después de su muerte le llegó una carta a la casa de su padre donde se le otorgaba el papel en una película de una mujer que al borde de la locura termina suicidándose. Ironías del destino. Dejó una nota que decía “I am afraid, I am a coward. I am sorry for everything. If I had done this a long time ago, it would have saved a lot of pain. P.E.” A Peg hoy se le conoce como la dama de blanco de Hollywood. La leyenda urbana cuenta que se aparece por las noches en los alrededores de la colina. A la gente le gusta inventar cosas, el morbo de estas historias traspasa lo razonable. Lo cierto es que aquella leyenda hoy es parte del Tragical History Tour que se hace en Los Angeles. La lista suma y sigue y cada cierto tiempo se agregan nuevos miembros a este particular club, es la historia trágica que nunca acaba desafiando al cine y a la literatura. Jean Seberg, como tantos otros, es un personaje de novela ¿alguien se anima?

KaOS 2016, una gozada !

Con mis nulos conocimientos de edición he preparado un pequeño video para poder apreciar y dar a conocer esta magnífica distribución Linux (o gnu-linux como prefieras) que se basa sólo en Qt y KDE. KaOS es rolling release y siempre va a la última como expliqué en mi artículo anterior. La música corre por cuenta de la banda de Seattle, Barcelona, con el tema que abre el disco del 2007 Absolutes.

KaOS, mi distro por defecto

Hay una idea de la cual se ha debatido mucho en el mundo linux y es el distrohopping. La manía por estar probando distintas distribuciones linux por el sólo hecho de conocerlas y de tener esa agradable experiencia de instalar nuevamente el SO. Yo debo decir que he sufrido de aquella “enfermedad”. Un tiempo llegué a tener hasta 5 distros distintas en mi notebook, todas con distintos escritorios, y debo reconocer que muchas veces algunas quedaron en el olvido por lo que volvía a formatear y así todo podía volver a repetirse una y otra vez. KaOS me curó del distrohopping.

Comencé a ocuparla por allá por el 2014 cuando aún mantenía kde4 por defecto. Su muy bien cuidado entorno de escritorio fue lo que primero me llamó la atención, ya que hasta ese momento era un usuario casi exclusivo de entornos Gnome o derivados de éste. KDE nunca fue de mi agrado y KaOS me ayudó a amar este escritorio por su nivel de personalización y su robustez.

KaOS es una distribución 100% 64 bits como bien reza su declaración de principios lo que a algunos les gusta o sirve, y a otros no. Yo que no dependo mayormente de aplicaciones en 32 bits no tengo problemas con eso, pero imagino que para alquien que ocupa Steam o Wine es un tema. Y bueno, para eso, el mundo es grande así que criticar a KaOS por esta elección es una tontera. La única aplicación que hecho en falta por un tema de trabajo es Skype pero desde que tiene versión web ya no es problema. El resto de las aplicaciones aquí las encuentro todas y las que no, siempre está KCP que es un repositorio comunitario de aplicaciones donde hechar mano.

Screenshot_20160223_170921Dolphin, unos de los mejores gestores de archivos de linux sino “el mejor”.

Screenshot_20160223_171313Preferencias del sistema para dejar tu SO a tu medida.

KaOS fue creado desde cero y mantenido por la desarrolladora Anke Boersma quien siempre se preocupa de tener los repositorios a la última. De hecho KaOS fue la primera distribución linux en dar el salto a Plasma 5, con algunos incovenientes hay que decirlo, pero que se fueron solucionando a medida que fueron apareciendo las actualizaciones de Plasma. Hoy KaOS sigue a la vanguardia de las distros que ocupan KDE y mantiene un muy pulido entorno de escritorio con el tema Midna. 

N1Cliente de correo Nylas N1 disponible en KCP.

KaOS tiene una centro de software muy sencillo donde poder bucear en busca de aplicaciones que no vengan por defecto. Si bien KaOS se decanta casi exclusivamente por aplicaciones escritas en Qt aquí también podrás encontrar aplicaciones Gtk tan importantes como Firefox, Thunderbird o Gimp por destacar algunas.

Screenshot_20160223_171014Octopi, un centro de software que va al grano. 

Por último, decir que las comunidades de G+ de KaOS ayudan mucho para conocerla así que si quieres puedes unirte y comenzar a ocupar esta hermosa distribución.

Comunidad G+ inglés

Comunidad G+ español

También existe un grupo de Telegram bien movido donde se aprende bastante, si ocupas Telegram y quieres conocer de KaOS (de KaOS, no de videojuegos ni de la situación actual en el caribe) no dudes en entrar: Grupo KaOS Telegram

P.D. Las capturas de pantalla han sido hechas con KaOS modificado en mi notebook. 

Tema Plasma: Midna

Íconos: Antü

Decoración de Ventanas: Flat Way Grey (del mismo creador de los íconos Antü)

 

 

Ubuntu otra vez

Cuando empecé en el mundo linux hace ya 10 años, comencé con Ubuntu. El técnico informático de la oficina me regaló el CD de Ubuntu, esos que Canonical mandaban a casi todas partes del mundo gratis por correo. Hastiado de Windows por sus múltiples falencias quedé maravillado. A pesar de que mi notebook de aquella época jamás reconoció la wifi seguí ocupando Ubuntu. Luego pasé por Mandriva (que sí reconoció la wifi), fedora, arch, open suse, linux mint, Elementary y un largo etc. Los últimos años me he decantando por Antergos y KaOS principalmete. Hoy tengo en mi notebook sólo KaOS como sistema operativo principal y hace unos días instalé Ubuntu 16.04 en su version Alpha. Como fue la primera distro linux que conocí, supongo que siempre vuelvo a ella para saber de sus novedades. Me tiene realmente contento que en su versión Alpha funciona bastante bien, como nunca de hecho. Si bien Ubuntu funciona relativamente sin problemas (largo debate en la blogosfera nerdi) siempre había tenido problemas, menores, pero problemas al fin y al cabo. En esta versión al parecer los desarrolladores de Canonical se han puesto las pilas porque Unity ha madurado bastante y para bien. A mí siempre me ha gustado la interfaz Unity. No todo el mundo le acomoda, los que viene  de KDE la detestan generalmente y los de Gnome prefieren Gnome obvio. Yo la verdad es que me muevo con soltura por varios escritorios si bien hoy sólo estoy enfocado en KDE y Unity.

UnityUbuntu 16.04 modificado con íconos Numix Circle manteniendo las ventanas Ambiance

En general cuando instalo Ubuntu modifico varias cosas (una de las ventajas de Linux) la fuente y su tamaño por defecto, los íconos,  los temas. Además instalo los programas que ocupo o remplazo algunos de los que vienen por defecto. No comulgo con Rhytmbox, ni con Videos por ejemplo. Suelo instalar Smplayer y VLC para ver películas y series, y para escuchar música me decanto por Clementine o Cantata. También instalo Gdebi, Synaptic, Unity-tweak-tool, qbitorrent, wordpress-desktop (desde donde escibo ahora) Telegram y varias más para dejarlo a punto para mis necesidades. Me gusta Ubuntu y sinceramente no entiendo a quienes tanto la critican. Realmente pienso que Ubuntu le ha hecho más bien que mal al mundo Linux. Es un hecho y es dificil estar en desacuerdo. Generalmente nerdis informáticos la atacan y los entiendo, es su campo y hablan desde otro tipo de experiencia. Yo, que sólo soy un entusiasta del mundo linux, me alegro que exista Ubuntu; si ese CD con Ubuntu 7.04 o 6.10, ya no recuerdo bien, no hubiera llegado a mis manos, probablemente ahora estaría lidiando con Windows 10 o estaría ocupando OS X. Pero no, ni windows 10 satisface mis necesidades y OS X a pesar de la hermosa integración de su interfaz -y de Hardware/Software- no comparto su filosofía para nada, eso de la obsolescencia programada es lo peor que le puede pasar al planeta. Ellos apuestan a acumular basura tecnológica en pro de sus ganacias y yo jamás podría estar de acuerdo con eso.

SmplayerSmplayer con íconos Breeze ¿No son tan hermosos como Ana de Armas?

Así aquí estoy otra vez con Ubuntu, volviendo al origen, probando sus nuevas características, quien tiene el honor de compartir disco con mi querida KaOS, de quien ya haré una reseña.

Hay cosas que no cambian

Han pasado ya muchos años desde la última vez que tuve un blog, un lugar donde escrbir. Hace muchos años atrás escribí sobre linux, tuve un blog donde escribí una novela por capítulos, otro de crítica de libros, otro de crítica de música. Aún mantengo pero no actualizo uno en la plataforma Medium. ¿Por qué volver a escribir? No lo sé, por compartir experiencias, para qué más. Esto es otro comienzo, probablemente tenga pronto un final, esas cosas siempre se intuyen ¿no?